Crianza·Porteo

Elegir portabebés

Una vez tuve claras las razones para portear a mi bebé había que elegir el tipo de portabebé para hacerlo. Cuando empiezas a buscar información te das cuenta de que no es tan sencillo como pensabas, que no se trata de ir a la tienda y comprar una mochila en la que cargar a tu niño.

Debe ser ergonómico

colgona
Mochila colgona

Recuerdo la primera mochila que miré en un conocido hipermercado. La foto de la caja presentaba a una sonriente madre llevando a su bebé cara al mundo, totalmente tieso y con manos y brazos colgando.

Este tipo de mochilas se llaman colgonas y el nombre les va que ni pintado porque el bebé realmente va colgando. El cuerpo de la mochila suele ser estrecho, en muchos casos rígido, forzando la espalda a permanecer recta, las piernas cuelgan y el peso recae sobre los genitales. Sólo hay que observar la postura que adopta un recién nacido en cuanto le dejamos tumbado, curvando la espalda y flexionando las piernas, para darnos cuenta de que este sistema no respeta su fisiología.

Un portabebés ergonómico permite portear al bebé en posición de ranita. La espalda mantiene su curvatura natural en forma de C y las piernas deben ir siempre en posición de M, con las rodillas ligeramente más elevadas que el culete, el cual se apoya sobre el “asiento” que forma la tela del fular o mochila y que llega de una corva a otra.

Para conseguir esta postura el bebé no debe ir nunca mirando hacia el exterior. Si observamos la foto de la mochila colgona laportabebes espalda del pequeño permanece vertical ya que apoya sobre el pecho y vientre de la madre. Además, se le expone a todos los estímulos del entorno, que no son pocos si vivimos en una ciudad, lo que les sobreestimula y puede causarles estrés.

  • ¿Pero el bebé de la foto parece feliz y sonriente? Los responsables de marketing de cualquier empresa nos muestran siempre a clientes felices y satisfechos con sus productos, no van a ponernos a un bebé intranquilo, lloroso e incómodo para que compremos la mochila ¿verdad?.
  • ¿Pero he visto/he llevado una mochila de este tipo y el bebé no se quejaba? La mayoría de los bebés lo que quieren es ir pegaditos a mamá y si para ello tienen que aguantar una posición menos confortable no van a quejarse demasiado. Eso no quita que estemos sometiendo a su cuerpo a posturas poco beneficiosas, algo que podemos y debemos evitar.

Como anécdota os cuento lo que me ocurrió en un conocidísimo gran almacén cuando fui a mirar su oferta de portabebés. Una amable dependienta de la sección de bebés acudió a atenderme y cuando le pregunté por mochilas me mostró una colgona, a lo que le dije que buscaba una ergonómica y su respuesta fue “¡Pero ésta es ergonómica! Mira qué buen soporte da a tu espalda”. Mi cara de ¿? debió ser mayúscula y mi respuesta clara “Pero yo quiero que sea ergonómica para el bebé, no para mí”. Esto explica en parte que muchos padres aún adquieran este tipo de mochilas pensando que están haciendo algo buenísimo para el desarrollo de sus hijos.

Criterios para elegir portabebés

La primera criba es más o menos sencilla porque se basa en la edad del bebé. Hay portabebés más indicados que otros para un recién nacido y otros para niños mayores. Por ejemplo, el fular elástico es ideal para utilizar los primeros meses pero una vez que el peso del bebé supera los 8-10 kg pierde funcionalidad.

También hay que valorar quiénes van a portear al bebé. No es lo mismo si sólo lo va a llevar la madre a si se va a turnar con el padre o los abuelos. El pouch, por ejemplo, se vende por tallas y si tú mides 1,65m y tu pareja 1,90m no podréis usar ambos el mismo. No obstante, la mayoría de portabebés se adaptan a distintas complexiones.

Pensar en qué uso le vamos a dar al portabebés. Hay familias que lo utilizan de forma puntual, en viajes o actividades esporádicas, y otras que portean al bebé diariamente, tanto en casa como fuera. No es lo mismo subir y bajar a nuestro hijo varias veces al día de un fular tejido que de una mochila.

portabebés

Una vez analizados estos aspectos llega el momento de volvernos un poco más locos al descubrir que más allá de las mochilas existe un vasto mundo habitado por fulares tejidos, elásticos y semi-elásticos, mei tais, bandoleras, pouch… y que de cada uno de ellos existen modelos evolutivos, impermeables, forrados, de algodón orgánico, con capucha, ligeros, para el frío, para bañarnos en la piscina o en el mar… y múltiples diseños de colores, con rayas, flores, étnicos, modernos y hasta de alta costura.

img_20161114_110802
Porteando a Bebé Lanuguito con fular elástico

Así que, si estáis pensando portear a vuestro bebé, os recomiendo tomároslo con calma, informaros bien y, si tenéis oportunidad, acudir a algún taller o curso donde podáis ver y probar diferentes portabebés.

  • Nosotros fuimos a un taller gratuito de porteo en la tienda El Último Koala. Si estáis en Madrid, os lo recomiendo.

 

¿Estás pensando en portear a tu bebé? ¿Qué portabebés elegiste? ¿Has resistido el impulso de adquirir un modelo de cada? 😀

Anuncios

4 comentarios sobre “Elegir portabebés

  1. Yo usé un fular elástico hasta menos de los 9 kilos porque ya me tiraba mucho de la espalda. Compré un fular tejido para seguir y, finalmente, cuando vi que necesitaba algo que fuese rápido y fácil de colocar (el fular con tantos metros hay que reconocer que cómodo no es jajaja) porque Antek ya andaba y existía la posibilidad de que quisiese salir a cada dos por tres compré una mochila. Lo compré todo de segunda mano no solo por el precio sino que me dijeron que de segunda mano estaban bien porque no estaban ya tan tensos, sino blanditos, y por lo tanto se iban a ajustar mejor a su cuerpo. Aunque el fular tejido me dijeron que había sido usado dos veces y creo que era cierto, no estaba nada estirado jajaja.

    Me gusta

    1. A mi el fular tejido me llamaba pero, como dices, el estar colocando los nudos y metros de tela cada vez que quieres ponerlo me echó para atrás. El mei tai me resulta mucho más práctico. También lo compré de segunda mano y se nota que está “domado”. Con el elástico, en cambio, tuve que darle uso durante varios días para que estuviera menos tenso ya que lo compré nuevo.
      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  2. Qué buen post!!!para haberlo sabido antes 😰
    Voy a ver si me hago con un mei tai,aunque mi marido ya dice que tenemos la mochila y no me va a dejar cogerle pero bueno…esq la mochila no le gusta al peque!🙆
    Ya veremos a ver q pasa…
    Pero suuuuper interesante este post,suuuper bien explicado y detallado😘

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias por leerme guapísima! Me alegra que te haya sido útil la información 🙂 Anímate con el mei tai, es muy cómodo y ligero, una vez que practicas cómo ponerlo dos o tres veces se hace en un momento y es un portabebés que dura hasta que el niño tiene un par de años. Besos!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s