Anticonceptivos·Fertilidad·Maternidad·pareja·Posparto·Salud

Métodos anticonceptivos después del embarazo

Bebé Lanuguito es el rey de la casa, y va a seguir siéndolo porque no tenemos planes de buscar un hermanit@ así que, tras el parto, nos planteamos qué método anticonceptivo utilizar.

Aunque conseguir mi embarazo no fue sencillo basta que no quieras para quedarte a la primera (seguro que conoces a alguien cuyos hijos se sacan poco más de un año).

Falsos mitos

  • Hay que esperar SIEMPRE a que pase la cuarentena para reanudar las relaciones sexuales. Falso. Esto es así sobre todo cuando se ha sufrido algún desgarro o episotomía ya que los puntos tienen que cicatrizar. Si el parto ha sido normal y no hay puntos es conveniente esperar hasta que el cuello del útero se cierre y no haya sangrado para evitar infecciones. En caso de cesárea el tiempo de espera es mayor y suele ser el médico quien da luz verde. Por otro lado, el cansancio y los cambios anímicos de las primeras semanas son los que provocan que se posterguen las relaciones tras el parto.
  • Hay que comenzar a usar anticonceptivos sólo cuando vuelve la regla. Falso y muy arriesgado. La ovulación puede producirse dos semanas después del parto así que, aunque no es frecuente, nos podemos quedar embarazadas inmediatamente después.
  • Con la lactancia materna no hay posibilidad de embarazo. Requetefalso. Sí es cierto que la lactancia suele retrasar la primera ovulación y que hay mujeres que pasan meses, incluso años, sin la menstruación debido a los niveles hormonales pero muchos hermanitos han llegado cuando aún el primero estaba tomando teta.

Métodos de barrera

  • Preservativo masculino. El método más utilizado y sencillo que no requiere de control médico. Se puede usar una vez que se reanudan las relaciones sexuales como método habitual o
    Preservativos masculino y femenino

    mientras se espera a poder usar otro sistema. Sus desventajas son sobre todo económicas cuando hablamos de relaciones habituales con pareja

    Diafragma

    estable, pérdida de sensibilidad durante la relación y alergia al látex (existen preservativos de poliuretano pero su precio llega a triplicar al de los de látex).

  • Preservativo femenino. Como ventajas frente al masculino, el material (poliuretano) y la mayor sensibilidad durante el coito. Como desventajas, son bastante más caros y más engorrosos de colocar.
  • Diafragma. Este método lo tiene que recetar el ginecólogo ya que existen diferentes medidas y se debe esperar unas 6 semanas tras el parto hasta que el cuello uterino haya recuperado su forma. Además, para que el porcentaje de efectividad alcance el 92-96% se debe usar un espermicida y tiene que mantenerse colocado durante seis horas después de la relación sexual. Por esto es un anticonceptivo apenas utilizado actualmente.
  • Espermicidas. Son un complemento para los preservativos que se pueden adquirir sin receta médica. Tienen una acción lubricante que ayudan a la penetración ya que generalmente tras el
    Espermicidas

    parto la sequedad vaginal es habitual. Sus desventajas es que si se usan solos no son fiables para evitar el embarazo, además de no proteger de enfermedades de transmisión sexual, en algunos casos provocan irritación vaginal y a veces pueden afectar a la producción de leche si se está amamantando.

Anticonceptivos hormonales

  • Píldora combinada. Se puede utilizar a partir de la tercera semana tras el parto siempre y cuando no se esté dando el pecho ya que las hormonas pueden alterar la producción de leche y
    Píldora

    pasar al bebé. Por otro lado, la píldora combinada de estrógeno y progesterona con frecuencia causa efectos secundarios por lo que hay que valorar bien su uso con asesoramiento médico.

  • Mini píldora de progestágenos. Se puede utilizar tres semanas después del parto incluso si se está amamantando. No impide la ovulación sino que la viscosidad del moco cervical impide que los espermatozoides lleguen al óvulo. Sus efectos secundarios suelen ser menos molestos que los de la píldora combinada pero también se dan, especialmente en mujeres sensibles a sufrir migrañas, tensión alta o colesterol.
  • Anillo vaginal. Al igual que la píldora combinada libera estrógeno y progesterona por lo que no se puede utilizar mientras se amamante y tiene sus mismos efectos secundarios. La ventaja frente a la píldora es que una vez puesto se deja durante 3 semanas, descansando una, por lo que el riesgo de olvido es menor.
  • Implantes hormonales. Se colocan debajo de la piel tres semanas después del parto y se pueden utilizar durante la lactancia materna.
    Implante

    Son efectivos por un máximo de cinco años. Puede provocar los mismos efectos secundarios que la mini píldora.

  • Inyecciones. Si no se amamanta se pueden usar 5 días después del parto y 6 semanas si se da el pecho. Cada inyección es efectiva de 2 a 3 meses pero si se desea un nuevo embarazo es necesario un tiempo para recuperar la fertilidad normal.
  • SIU Sistema Intrauterino. Este anticonceptivo es similar el DIU pero libera progesterona en dosis bajas (aproximadamente una sexta
    Anillo

    parte de la cantidad que se ingiere con la mini píldora), siendo eficaz durante 5 años. Se puede utilizar durante la lactancia materna y se puede quitar en cualquier momento. En algunos casos la regla llega a desaparecer por completo tras el primer año de uso. Presenta efectos secundarios al ser un método hormonal pero normalmente son menos molestos.

Mi elección: el DIU Dispositivo Intrauterino de cobre

DIU de cobre

Tras valorar las diferentes opciones, finalmente me decidí por el DIU ya que no quería utilizar métodos hormonales que tantos problemas me habían causado tras diez años tomando la píldora combinada.

El Diu es una T de plástico y cobre que se inserta en el útero lo que dificulta la implantación de posibles óvulos fecundados y, por otro lado, la liberación de cobre es espermicida. Para su colocación hay que esperar mínimo 6 semanas tras el parto y la realiza un ginecólogo. Puede mantenerse entre 3 y 8 años, dependiendo del modelo, y retirarse en cualquier momento.

Al no liberar ningún tipo de hormona no se experimentan sus efectos secundarios, aunque en algunos casos los períodos son más abundantes y dolorosos, la ovulación se mantiene inalterada, por lo que si se desea otro embarazo sólo hay que retirarlo, y es efectivo en un 99% tras el primer año.

En mi experiencia, la inserción es algo molesta (pero qué es eso después de un parto natural)  y durante las primeras 24h se sienten dolorcillos similares a una menstruación fuerte. Normalmente se recomienda su colocación coincidiendo con el período pero en mi caso, al estar lactando, no estaba ovulando y la ginecóloga lo puso sin problemas. Al mes se hace una revisión con ecografía vaginal para comprobar que no se haya movido y si todo es correcto se hará una nueva revisión a los seis meses, pasando después a ser anual.

Algo curioso, sobre todo al principio de llevarlo, es que al dar el pecho el útero se contrae y se puede notar el dispositivo dentro, como un pequeño pinchazo. Esto es algo normal que al poco tiempo deja de apreciarse. Por otro lado, no he notado ningún efecto secundario y es un sistema muy cómodo.

Centros de planificación familiar

Lo más rápido y sencillo para acceder a cualquier método anticonceptivo es acudir a un centro de planificación familiar. En Madrid se ofrece este asesoramiento de forma gratuita en los Centros Madrid Salud y las citas son mucho más rápidas que acudiendo a consulta ginecológica a través del hospital. Nosotros tuvimos la primera consulta en mes y medio y el DIU puesto a la semana mientras que para el especialista la cita se demoraba cuatro meses.

Anuncios

7 comentarios sobre “Métodos anticonceptivos después del embarazo

  1. “Hay que usar anticonceptivos cuando vuelve la regla. Falso ” Este texto me ha resultado un poco confuso, porque parece que dices que no es necesario usar anticonceptivos… Yo lo reescribiría quizá poniendo “no hay que utilizar anticonceptivos hasta que no se tiene la primera regla, porque antes no puedes quedarte embarazada. Falso (…)” (bueno, o algo más breve, no sé). Porque lo otro, sobre todo si no se lee lo demás (si se lee ya se entiende, pero hay gente que solo lee la negrita en los posts 😉 ) parece que dice que no hay que usar anticonceptivos, ni siquiera cuando vuelve la regla, jeje. Te lo comento porque a veces cuando escribimos nosotros lo vemos tan claro en nuestra cabeza que no somos conscientes de que hay cosas que se pueden entender de otro modo (a mí me ha pasado, muchas veces). Así que espero que no te moleste 🙂

    Le gusta a 1 persona

  2. Qué información más completa!! Me parece un post excelente.
    A mí me sigue llamando la atención que mucha gente piense que la lactancia en sí es un método anticonceptivo!
    (De todos modos creo que debemos mejorar la educación sexual de los adolescentes ya que damos por obvio mucha información que ellos desconocen y que, al final es con la que se quedan)

    Le gusta a 1 persona

    1. Es verdad! Parece mentira que con toda la información que tenemos actualmente a nuestro alcance nos encontremos con ideas como la que comentas, que la lactancia en sí misma es un anticonceptivo. La educación sexual deja mucho que desear y así ocurre, no sólo entre los adolescentes, sino escuchando a personas bien adultas y con una vida sexual activa que llevan a cabo prácticas realmente arriesgadas y poco conscientes. Una de las cosas que hicieron mis padres conmigo y que quiero aplicar ahora con mi hijo es precisamente esa formación sobre la sexualidad clara, sin vergüenzas ni tabúes extraños ya que tener control y conocimiento de nuestra sexualidad es importantísimo.

      Le gusta a 1 persona

      1. Tienes razón. Además hay gente que hablar de los anticonceptivos solo para evitar embarazos, y se olvida de que en el caso de contactos casuales con personas a las que no conoces (o conoces poco) es necesario utilizar aquellos métodos que además suponen una barrera para enfermedades de transmisión sexual. A mí me parece increíble la cantidad de gente que ignora esto, INCLUSO PERSONAL MÉDICO…

        Le gusta a 1 persona

    2. Es que Mamá Lanuguita es una enciclopedia 🙂 Voy a llamarla Lanupedia, o Wikilanuguita… No sé 😉 Creo que tienes razón con lo de la educación sexual. Yo creo que era una niña inteligente y aun así, cuando llegó el momento, cometí errores también. Hay muchas cosas que no las dicen y cuando te llega el momento para “no quedar de tonta” haces caso a ese chico en quien confías, porque si no no te acostarías con él… Y los chicos tampoco es que hagan nada con malas intenciones, simplemente han tenido también una mala educación sexual… En fin, un desastre, desde mi punto de vista.

      Le gusta a 1 persona

      1. jajajajajaja! Wikilanuguita jajaja me parto! XD
        Si aún recibiendo una educación sexual completa y seria metemos la pata en lo que refiere a las relaciones porque la edad y las hormonas afectan a todo el mundo si encima no existe esa información nos encontramos con auténticos problemas, no sólo embarazos no deseados.

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s