Porteo·Producto Recomendado·Productos·Productos Infantiles

Porteando con mei tai

Fase 2 de porteo. Mei tai.

Tras varios meses de uso intensivo del fular elástico empecé a plantearme qué portabebés iba a utilizar cuando perdiera funcionalidad.

Uno de los problemillas que conlleva el porteo es que si le gusta a tu bebé y te gusta a ti empiezas a ponerle ojitos a todo portabebés que ves, trasteas por páginas y tiendas on-line que ofrecen multitud de modelos, diseños, colores, todos tan bonitos y apetecibles que fantaseas con tener un cajón en el armario destinado sólo a guardar esas maravillosas herramientas para el porteo y tener dinero suficiente (o patrocinadores) para hacerte con todas ellas.

Cuando logré superar ese arrebato de lo quiero todoooo hice un estudio más realista para decidir la mejor opción.

Dicen que cuando te has iniciado en el porteo con un fular es difícil que te convenzan las mochilas. Realmente no he probado el porteo con mochila ergonómica hasta hace unos días, tras tener la gran suerte de ganar en un sorteo de Instagram una Mochila SSC Deluxe Bykay de la que hablaré cuando la haya usado bien. Pero sí es cierto que los ojos se me van antes hacia sistemas de porteo más tradicionales, menos estructurados, como son el mei tai, la bandolera o el fular tejido.

Aunque no descarto acabar con uno de cada (sí, es un efecto secundario maligno, yo aviso) finalmente me decidí por el mei tai.

Qué es un mei tai

Se trata de un portabebés de origen asiático en el que se inspiran las mochilas ergonómicas. Está formado por un panel rectangular de tela, generalmente algodón o algodón+lino, del que salen

Mei tai clásico artesanal

cuatro tiras anchas y largas. Dos de las tiras se anudan a la cintura y las otras dos se cruzan por la espalda y bajo el culete del bebé.

Un mei tai clásico se puede utilizar desde los 4-6 meses de edad, cuando el niño se mantiene sentado solo, hasta los 3 años, pudiendo portear delante, a la cadera y a la espalda.

Los mei tai chinados son evolutivos pudiendo utilizarse con recién nacidos. Tienen sistemas que adaptan el panel al tamaño del bebé, a lo ancho y algunos también a lo alto, así como tiras más anchas. Además, suelen estar fabricados con tela de fular, lo que reparte mejor el peso y les hace más frescos.

Si eres apañado y te gusta la costura puedes hacer un mei tai artesanal de forma sencilla siguiendo un patrón. Aquí os dejo un enlace a la web de Creativa Atelier.

Pero para los que, como yo, no tenemos ni idea de dar puntadas hay que buscar uno ya terminado. Una costurera puede personalizarlo a precios bastante económicos (en torno a 45€). Os recomiendo informaros bien de cómo debe estar confeccionado ya que hay algunos que no cumplen ciertas características (ancho del panel, longitud de las tiras, etc).

Nuestra experiencia

Un portabebés ideal para largos paseos

Tuve ocasión de probar un Hop-Tye de Hoppediz y me encantó. El que su panel fuera adaptable al tamaño del bebé me pareció muy práctico ya que Bebé Lanuguito es menudo (de hecho hemos prolongado el uso del fular elástico hasta ahora, con casi 9 meses, ya que por peso aún no rebota demasiado), el tejido de fular es ligero, sus tiras anchas muy confortables y los diseños de la marca me parecen muy bonitos.

Lo malo es que las marcas no son baratas así que como el dinero no sobra (menos ahora que estoy con una excedencia) y tampoco tengo generosos patrocinadores lo descarté y comencé a buscar mei tai artesanales más sencillos.

Sin embargo, existe el maravilloso mundo de las app de compra-venta de segunda mano ¡Aleluya! Encontré un hop-tye en perfecto estado y a un precio tan bueno que casi me voy en pijama a por él.

Está confeccionado en tela de fular 100% algodón por lo que resulta ligero y fresco en verano. La tira del cinturón está ligeramente acolchada y las tiras para los hombros son muy anchas por lo que el peso se reparte muy bien por hombros y espalda, además de dar una mayor sujeción a la espalda del bebé si se extienden por delante. El panel se regula en la parte inferior y superior mediante un sistema de cintas fruncidas. Lleva una capucha enrollable con un sistema de cierre ajustable, especialmente práctico cuando se portea a la espalda ya que podemos dejarlo preparado antes y simplemente tirar y sujetar.

De segunda mano pero perfecto

El anudado es realmente muy sencillo, más incluso que el del fular elástico, y la posición ergonómica (de ranita) se consigue sin tener que hacer malabarismos, además de poder corregirse una vez está el peque metido, algo que viene muy bien si es como el mío que tiende a torcerse hacia un lado o echa mano a los cierres de la capucha mientras hago los nudos.

Lo he utilizado para porteos largos, de más de 2 horas, y es muy cómodo. No se cargan los hombros ni la espalda y da suficiente espacio al bebé si quiere cotillear el entorno pero le recoge de forma confortable cuando se relaja o duerme.

No existe el portabebés perfecto sino el que mejor se adapta a nuestros gustos y necesidades.

Anuncios

6 comentarios sobre “Porteando con mei tai

  1. Creo que el mei-tai es el único que me falta, así que no quiero pensarlo mucho que le tengo ganas…
    Tengo fular elástico, fular tejido, bandolera, tonga y mochila. Para mí lo más cómodo es el elástico y lo más práctico la mochila

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s