Colecho·Crianza·Descanso·Familia

Colecho en camas separadas

Cuando tras el parto y la estancia en el hospital volvimos a casa, el calor (a ver quién le dijo a Bebé Lanuguito que podía nacer en agosto) complicó mucho las noches. Faltaba el aire en la habitación con dos adultos y un recién nacido. Los bebés son pequeñas estufas. Sumado esto a una altísima demanda de teti acababa con frecuencia tirada en posturas imposibles en el sofá o en una silla con el pequeño enganchado al pecho.

Aunque me encantaba dormir junto a mi bebé y el colecho era nuestra primera opción, a los pocos días buscamos alternativas para descansar algo mejor. Montamos la cuna, situándola junto a nuestra cama. Cuando se quedaba dormido le pasaba con movimientos ninja para que no despertara y corríamos a acostarnos para descansar, o intentarlo, un rato, es decir, menos de una hora que es lo que transcurría hasta que reclamaba su dosis tetil y me tenía que levantar, darle el pecho, dormirle y volver a acostarle en la cuna. Aguanté lo justo, más bien poco, y una noche, después de que mamara, nos quedamos dormidos juntos. A partir de ese día la cuna se quedó vacía.

Durante estos meses hemos compartido cama en familia. Los despertares nocturnos han continuado, más espaciados, y como ya tenemos dominada la técnica las tomas son rápidas, incluso de algunas ni me entero porque ha aprendido a acercarse al pecho, agarrarlo si es preciso, y servirse solo.

Pero hasta los bebés más menudos crecen, ocupan más espacio y descubren que pueden dar vueltas por la cama, girar de un lado a otro, ponerse boca abajo y boca arriba con los brazos en cruz y si papá o mamá interfieren en el cambio de postura nº 52 de la noche lanzan patadas voladoras y demuestran su contrariedad con llantos y gritos.

Fuente: http://www.howtobeadad.com/

Decidimos tunear la cuna para adaptarla como cuna de colecho pero como íbamos a pasar un mes fuera de casa, lo dejamos para la vuelta. Cuando llegamos al piso donde nos alojamos ese tiempo encontramos un dormitorio con dos camas individuales muy estrechas. Decidimos que yo dormiría con el niño en un sofá cama de 1,35m, en el salón.

Así descubrimos las virtudes de hacer colecho en camas separadas.

Es en estos momentos cuando entiendes que una de las mejores cosas que puede pasarte siendo madre/padre reciente es dormir y si para ello hay que abandonar a la pareja, se abandona, porque si estás en la misma cama pero no duermes probablemente os llevaréis muy mal al día siguiente.

Tras un mes de dormir repanchingados, especialmente el nene, que sigue entrenando para el cambio de postura olímpico, volvimos a nuestra casa en Madrid. Mes de julio, ola de calor, cama estándar y cuna sin adaptar. Habitación del heredero con cama. Me levanté una noche de patadas voladoras y lloros y a dormir al otro cuarto.

Aunque quizás no es el arreglo ideal sino un destierro temporal voluntario, nos permite descansar cuando compartir cama no lo hace posible. Es una opción válida y una solución para quienes deseamos colechar con nuestros hijos y por algún motivo no es posible: pareja que no comparte la idea, horarios que despiertan a los que se acuestan o levantan antes, enfermedades, calor, bebés aficionados a practicar kárate con sus padres…

Otro tema es el insomnio y las alteraciones en los ritmos del sueño que sufrimos algunas madres (son las 5 a.m. cuando escribo este post). Ahí ni colecho, ni cama king size, ni bebé que duerma de un tirón.

¿Cuál es vuestra experiencia con el colecho? ¿Dormís en armoniosa compañía o habéis recurrido alguna vez a dormir en otra habitación?

Anuncios

8 comentarios sobre “Colecho en camas separadas

  1. Jajaja! Me encanta como lo describes. Nosotros hacemos lo mismo. Aunque la cama es bastante grande, disfrutamos mucho cada quien en su lado de la casa. Yo con mi bichito, colgado en su tetita o dando vueltas por la cama y el papito durmiendo a gustito en otra habitación. Además de sobrellevar el calor, él descansa mejor lo que permite que temprano en la mañana saque al bebé para yo dormir un ratito más antes de salir. Así que todo el mundo gana!

    Le gusta a 1 persona

  2. Mi experiencia es muy parecida a la tuya, pero nosotros decidimos divorciarnos a la hora de dormir desde mi embarazo…yo era una estufa con pies y no había manera de encontrar postura para dormir y mi pareja no podía conciliar el sueño con todo lo que yo me movía. Solución, cada uno en su cama y en habitaciones separadas hasta el día de hoy. Y confieso que creo haber encontrado la mejor manera de dormir para nosotros. Es más, no sé si algún día volveremos a dormir juntos! jejeje el más feliz con la decisión es mi pareja, que puede dormir a patas suelta.
    Personalmente creo que cada familia es un mundo y debe encontrar sus propias soluciones, y que el tema de compartir cama solo es algo tradicional, pero nada funcional.
    Un abrazo fuerte!

    Le gusta a 1 persona

    1. Estoy totalmente de acuerdo contigo, realmente el dormir en la misma cama es algo que hemos asumido como “normal” pero no siempre resulta lo más práctico. A mi no me quedará más remedio que volver a compartir habitación y cama porque en casa tenemos dos dormitorios. En el que ahora dormimos es el futuro cuarto del nene y no creo que esté dispuesto a compartirlo con mamá cuando tenga 15 años 😀 jajaja

      Le gusta a 1 persona

  3. ¡Hola! Nosotros hacemos colecho con una cuna sin un lateral y la verdad es que es muy cómodo. Mi pequeña hace 2 tomas nocturnas aparte de la de quedarse dormida y le he cogido el tranquillo a oírla ni bien empieza a moverse, no tiene ni que llorar. Me medio siento en la cama, ella hace su toma y sigue durmiendo en su cunita a mi lado. Cuando la he metido en la cama con nosotros ha sido un suplicio, no para de moverse. Por suerte en mi caso la lactancia funciona como sedante natural. Después de las tomas caigo dormida profundamente 🙂

    Le gusta a 1 persona

    1. De cara al invierno queremos hacer lo mismo con la cuna quitándole el lateral, de hecho era la idea que teníamos antes de irnos de viaje. Nuestra casa es tan calurosa durante el verano que realmente el dormir en habitaciones separadas está facilitando las cosas, descansamos todos mejor y sin pasar tanto calor. Además, como dices, llega un momento que no paran de moverse y es una locura.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s