BLW

Baby Led Weaning – BLW – Valoración final

Cuando iniciamos la alimentación complementaria, tras seis meses de lactancia materna exclusiva, decidimos seguir el método BLW.

Me documenté lo más posible, leí EL NIÑO YA COME SOLO: Consiga que su bebé disfrute de la buena comida (MADRE Y BEBÉ), un libro, en mi opinión, esencial para llevar a cabo el sistema de forma segura y exitosa, y consulté diversas fuentes, blogs y otras referencias.

Todos esos datos unidos a la intuición y, sobre todo, al ritmo marcado por mi hijo, nos han permitido disfrutar de esta etapa y ver día tras día los avances.

El objetivo del método BLW es que aproximadamente al año de edad el niño ya coma lo mismo que el resto de la familia, sin necesidad de elaboraciones especiales, ya que habrá probado y experimentado con todo tipo de texturas, regulado su apetito y desarrollado gustos y preferencias con plena libertad.

Ahora que mi rubio ha cumplido 13 meses voy a resumir nuestra experiencia y hacer una valoración de la alimentación con sólidos.

Ventajas del BLW

  • Autorregulación del apetito.
  • Experimentación con sabores y texturas.
  • Desarrollo de la motricidad fina, la coordinación y la masticación.
  • Conocimiento de todos los sabores por separado, sin prevalecer el sabor dulce (como ocurre con las papillas y otros alimentos infantiles).
  • Integración en la familia a la hora de comer.
  • Mantenimiento de la lactancia materna. Se respetan los ritmos de hambre y saciedad, por lo que siguen demandando el pecho cuando necesitan.
  • No tenemos que cargar con termos, potitos o biberones. Si comemos fuera de casa toma de nuestro plato o pedimos algo para él.

Desventajas del BLW

  • Riesgo de atragantamiento. Siguiendo unas pautas de seguridad y evitando alimentos muy concretos, los riesgos se minimizan.
  • Es necesario tiempo y dedicación. Informarse, idear y preparar. Las comidas se alargan y la supervisión ha de ser constante.
  • Es sucio pero, al menos en nuestro caso, menos de lo que esperaba. Una trona sencilla con un hule debajo, paciencia y mucho sentido del humor. Ver cómo se pone hasta las cejas de comida puede ser muy divertido 😀
  • A veces, demasiadas preguntas¿Pero así come suficiente? ¿Cómo va a masticar sin dientes? ¿Pero no le das purés/papillas/biberones/potitos? ¿Cuándo le vas a quitar el pecho?

Primeros 2 meses

Desde el primer momento el interés y curiosidad favorecieron que probara todos los alimentos ofrecidos. Comenzamos con frutas, verduras cocidas, pan y carnes blancas a la plancha.

Mantuvimos las tomas de pecho siempre a demanda, antes, después y entre comidas.

Hacía una comida al día, que solía ser la de medio día. Intentábamos que coincidiera con nosotros pero con flexibilidad, nunca despertándole ni forzándole a no dormir para cumplir un horario, si era la hora de comer y él estaba echando su siesta, comía más tarde, merendaba o cenaba, algunos días ni siquiera tomaba sólidos.

En el primer mes introdujimos el gluten, con algunas reacciones adversas que remitieron sin mayores complicaciones, y en el segundo mes hicimos la introducción completa del huevo.

A partir del segundo mes comencé a combinar ingredientes para elaborar diversas recetas.

Tercer mes

En este mes se produjeron cambios y notables avances.

Ampliamos el número de comidas diarias al incluir el desayuno y asentar la de medio día. Comía más y jugaba menos. La motricidad fina y la pinza inteligente (pulgar-índice) se perfeccionaron.

En este mes introdujimos el pescado.

Mantuvimos la lactancia materna a demanda, sin apenas cambios en el número de tomas.

Cuarto y quinto mes

En este período se instauraron las tres comidas principales y pedía sentarse a la mesa con nosotros.

Empezó a beber agua durante la comida. Desde el primer momento en vaso sin pitorro.

Especialmente en el quinto mes los menús se hicieron más completos. Ampliamos mucho en variedad todos los grupos de alimentos.

La lactancia materna siguió adelante con normalidad, aunque las tomas durante el día comenzaron a espaciarse algunos días, especialmente si la comida era más proteica.

Sexto mes

En el último mes de alimentación complementaria seguimos ampliando la variedad de alimentos, aunque a un ritmo más relajado.

La merienda empezó a cobrar importancia, especialmente los días de mucha actividad física.

Pocos días antes de cumplir un año de edad introdujimos los lácteos, pero su consumo sigue siendo muy puntual.

Hoy

A día de hoy la alimentación sólida está plenamente instaurada. Es un estupendo comedor, al que le gusta todo y disfruta con ello. Hemos introducido todos los grupos de alimentos, afortunadamente sin ninguna intolerancia ni alergia. Hacemos cuatro comidas diarias, casi siempre en familia. Él marca cuándo y qué desea comer, sin presiones.

Ahora estamos en pleno aprendizaje del manejo de cubiertos.

Mi valoración final es 100% positiva y sin duda repetiría este método para introducir la alimentación con sólidos.

¿Cuál ha sido vuestra experiencia con la alimentación complementaria? ¿Conocías el método BLW? ¿Lo seguiste? ¿Cuáles son tus dudas?

Anuncios

8 comentarios sobre “Baby Led Weaning – BLW – Valoración final

  1. ¡hola! con la mía, yo tiré del método tradicional, purés y sólidos después, y a día de hoy come muy bien, de todo, ella solita. no me planteé el BLW, primero porque el llevarla a guarde, es imposible, y segundo porque no termino de verle la ventaja.. creo que se puede enseñar a comer de todo, a sus horas, con nosotros, e incluso lo mismo que nosotros, también sin BLW… de verdad que leí sobre el tema en su momento, pero no terminé de verle la ventaja… ahora, es verdad que me he perdido miles de fotos locas seguro, ¡porque vaya la que lían!

    Le gusta a 1 persona

    1. Es verdad que al final la mayoría de los niños acaban comiendo sólidos aunque el método seguido haya sido el tradicional con triturados. De lo que se trata, como casi siempre, es de sentirnos cómodos y ofrecer a los niños una alimentación variada y sana. Las fotos locas te aseguro que ahí están jajaja Besos!

      Me gusta

  2. Nosotros estamos en fase warring warring 😂

    Pero he de reconocer que me está gustando. Hacemos mixta: también come purés. Pero me tranquiliza muchísimo saber que si tiene hambre no tengo que andar con potitos de un lado para otro. Con un trozo de pan, un plátano, una manzana o cualquier cosa que pueda comer estamos servidas. También le doy puntuación buena al método!!! 😘

    Le gusta a 1 persona

    1. jajaja la fase de guarreo es total, a veces parece que usan la comida más como juguete que otra cosa pero es parte del proceso. Eso sí, sigue habiendo momentos warring que acaban en la ducha. El poder llevar cualquier alimento sólido para salir o, incluso, ofrecerles de nuestro plato cuando comemos fuera de casa es una de las grandes ventajas del método. Un besito!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s