Embarazo·Fertilidad·Maternidad·pareja·Salud

Embarazo planificado (parte 1)

pregnancy-1749858_640Cuando una pareja se plantea tener un hijo, hay dos opciones, ponerse al tema y conseguirlo con relativa facilidad y tan felices, o planificarlo.

Papá Lanuguito y yo somos muy fans de planificar las cosas importantes y el ser padres, la decisión más trascendental de nuestra vida, no iba a ser menos.

Los siguientes pasos son los que nosotros dimos antes de buscar el embarazo. Son cosas sencillas pero, en mi opinión, importantes si queremos prepararnos lo mejor posible.

1. Analizar si ser padres es vuestro deseo y si es el momento. Puede ocurrir que sea el deseo de la pareja pero no el vuestro y, por miedo a perderle o hacerle daño, se sigue adelante con algo que luego no se puede devolver a una tienda porque no nos gusta. Esto es fundamental. Es mejor decir claramente que no queremos tener hijos o, al menos, no en este momento que tenerlos y ser infeliz, hacer infeliz a la pareja y, lo que es gravísimo, hacer infeliz a nuestro hijo. Una vez halláis hablado del tema y estéis ambos dando palmas pensando en vuestro futuro bebé y lo mucho que os queréis, hay que ponerse de nuevo pragmáticos y analizar la situación personal, laboral y familiar. Ser prácticos y sensatos. Quizás os estéis planteando cambiar de trabajo, mudaros (pensar que vaciar armarios y cargar cajas no es lo más recomendable si tienes una barrigota) o tenéis planeado un viaje maravilloso al Caribe. Valorar si podéis y queréis prescindir de estos planes o si es mejor esperar unos meses para ir a por el bebé. Nosotros tomamos la decisión una vez comprada nuestra casa, celebrada la boda y con cierta estabilidad laboral y económica. Obviamente en el camino surgirán imprevistos y podréis realizar viajes o iniciar proyectos pero lo que ya tengáis pendiente podréis tenerlo en cuenta.

stethoscope-147700_6402. Chequear vuestra salud. Vale, ya tenéis claro que queréis ampliar la familia y que es el momento perfecto para ser padres. Las partes emocional y práctica están controladas. Ahora vamos a ver si la salud nos acompaña. Papá Lanuguito y yo pedimos analíticas completas a nuestro médico de familia. Es tan sencillo como pedir cita, decirle que queréis embarazaros y os mandará un análisis de sangre y orina. Aprovechar y solicitar que os incluya el Grupo Sanguíneo, así ya sabréis vuestro Rh. Nosotros, por ejemplo, nos enteramos de que yo era Rh negativo y mi marido Rh positivo, algo importante a tener en cuenta durante el embarazo. También es el momento para que os receten ácido fólico, una vitamina del grupo B que ayuda en el crecimiento de las células y en la producción de ADN, previniendo algunas enfermedades, como la espina bífida, y el parto prematuro.

3. Dejar los anticonceptivos. Si sólo utilizáis método de barrera (preservativo, diafragma, etc) es tan simple como dejar de usarlo en las relaciones sexuales, pero si usáis un anticonceptivo hormonal , ya que vais al médico a pedir análisis hablarlo y que os aconseje. Probablemente os dirá que dejéis de tomar la pastilla o poneros el anillo hormonal y listo. Vale, teóricamente en cuanto se dejan los anticonceptivos te puedes quedar embarazada pero doy fe de que nos es tan sencillo y es buena idea que vuestro médico esté al tanto del proceso. Tener en cuenta los tiempos de espera para las citas con el especialista (ginecólogo) si lleváis DIU ya que tendrán que retirarlo.

4. Adiós vicios. Todos conocemos a alguien que se quedó embarazada en Fin de Año con el mayor pedo de la historia y su hijo nació divinamente, pero estamos hablando de planificar y estar lo más sano posible antes y durante así que mejor ir dejando las fiestas salvajes con litros de alcohol, el tabaco y cualquier otra droga que se consuma habitualmente. Nosotros fuimos quizás algo radicales y ambos dejamos de beber alcohol totalmente. Por suerte, ninguno fumamos así que esa parte fue fácil. Vale que durante la búsqueda una caña o brindar con cava en Navidad no va a acabar con vuestra fertilidad pero reconozcamos que el 0,0 es más sano.

sport-927759_6405. Hacer ejercicio. No se trata de preparar un maratón si la mayor actividad física que haces al día es ir de la silla a la impresora en la oficina pero sí de coger un poquito de forma. Camina, sal a pasear con tu perro (pasear, no vale que haga sus cosas en la esquina y volver a casa), ve a la piscina o apúntate al gimnasio del barrio y ve a zumba, bailes de salón o levanta pesas. Con esto, no sólo mejorarás tu salud sino que cuando empieces a engordar por el embarazo tu peso inicial será saludable. Si estás en buena forma se evitarán o minimizarán algunos problemas como la ciática, dolores de espalda, varices o diabetes gestacional. Si tu pareja te acompaña podréis disfrutar de un tiempo juntos cuidándoos y motivados por un precioso objetivo común, vuestro bebé. Papá Lanuguito y yo ya hacíamos deporte antes así que seguimos con nuestras rutinas habituales. Incluso incrementé la intensidad de los entrenamiento y empecé a correr de forma más asidua.

6. No darle vueltas y disfrutar. Creo que este es el paso más difícil de seguir porque quedarte embarazada puede llegar a ser una obsesión. Hay parejas que en el primer mes de búsqueda lo consiguen, algo estupendo y que todos querríamos que nos pasara, pero la realidad es que el tiempo medio de búsqueda hasta lograr el embarazo son 6 meses y eso si no surge ninguna dificultad. Al principio es todo ilusión, estáis convencidos de que “este mes seguro que sí” pero a medida que van pasando los meses la ilusión se convierte en ansiedad y la seguridad en dudas. Lo más probable es que en pocos meses llegue el positivo pero si no es así, si la cosa se alarga e, incluso, tenéis que dar más pasos (que contaré en la parte 2 de este post) esforzaos por seguir con vuestra vida y disfrutarla juntos.

Por último y por encima de todos los consejos está la convicción de que más pronto que tarde seréis padres y empezará el mayor reto y aventura de vuestra vida.

pregnancy-1410705_640

Anuncios

6 comentarios sobre “Embarazo planificado (parte 1)

  1. Qué metódica! Lo nuestro fue un poco sorpresa porque como a mi me habían dicho que quizá no podía quedarme embarazada o que iba a costarme mucho empezamos “antes” a intentarlo contando con estar mínimo un año, y de ahí para arriba. Yo incluso estaba pensando qué opción prefería en caso de que no fuese posible… Y nos quedamos en el segundo mes! Me ha hecho gracia leer lo de la boda, la nuestra fue dos semanas antes de dar a luz, jajaja. No sabíamos que el papeleo iba a ser tan complicado! 😌

    Me gusta

    1. jejeje Nosotros es que somos un poco cuadriculados para ciertas cosas, especialmente mi señor esposo XD De todos modos tanta planificación no nos sirvió mucho cuando la realidad se complicó pero bueno, lo importante es que nuestro bebé llegó 🙂

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s